sábado, 30 de noviembre de 2013

Planteamiento

 

Formación cívica y ética

Los adolescentes ante los retos y los problemas de la vida social es un tema implantado en las escuelas secundarias para los jóvenes de 2do grado en la materia de Formación Cívica y Ética, que nos habla de como muchas veces se considera que estos solo deben inmiscuirse en asuntos de la sociedad hasta cumplen 18 años ya que en esta edad adquieren diversos derechos y responsabilidades que los hace formar parte de la sociedad. 
 
Pero antes de cumplir esta edad los jóvenes pueden enfrentarse a los retos y problemas y pueden aportar varias cosas para el crecimiento o para la resolución de conflictos con una actitud de respeto aceptando la diversidad que existe y aplicándolo en donde se encuentre para apoyar a la sociedad en la que vive.
 
Se escogió éste tema debido a que la adolescencia es una etapa difícil y un tanto problemática, ya que se presentan cambios drásticos en su cuerpo y  mente. Y muchas de las veces los jóvenes se encuentran desorientados y no saben cómo responder ante tales  situaciones y se refugian en amistades poco beneficiosas, cayendo muchas de las veces en depresión, rebeldía o drogas. Por lo que, tanto padres y maestros deben estar preparados y actualizados en diversos temas, para saber orientar y dirigir al joven, que se encuentra en ésta etapa y poder ayudarlo a salir de toda situación que se le presente, tomando decisiones acertadas para su propio crecimiento y desarrollo.
 
Siendo la vida escolar una fuente de conocimientos y en ella surgen diversas situaciones en las cuales se exponen y contrastan opiniones y puntos de vista que permiten de manera personal, darnos cuenta de que hemos crecido con valores morales que se dan en la convivencia diaria y que, a partir de éstos, adoptamos diversas posturas ante situaciones de la vida social; por ejemplo, la forma de resolver un problema con compañeros o amigos, dialogando o buscando la confrontación.


ROL DEL ALUMNO:
  1.  Se reconozcan como sujetos con dignidad y derechos, capaces de tomar decisiones, y de asumir compromisos que aseguren el disfrute y cuidado de su persona, tanto en su calidad de vida personal como en el bienestar colectivo, encaminados hacia la construcción de su proyecto de vida.

  1.  Comprendan que los derechos humanos y la democracia son el marco de referencia para tomar decisiones autónomas que enriquezcan la convivencia, el cuestionar acciones que violen el derecho de las personas y afecten su ambiente natural y social.

  1.  Reconozcan que las características de la democracia en un Estado de derecho les permiten regular sus relaciones con la autoridad, las personas y los grupos, al participar social y políticamente de manera activa en acciones que garanticen formas de vida más justas, democráticas, interculturales y solidarias.
Competencias a los que se pretende llegar después de las actividades desarrolladas son: 

1) Distinguir, aceptar y apreciar los cambios físicos, afectivos y psicosociales que vive como  adolescente y comprender que la formación cívica y ética favorece el  desarrollo personal y social.

2) Reconocer la importancia de asumir una perspectiva ética y ciudadana para enfrentar los  retos ante la problemática del entorno natural y social.

3) Comprender la necesidad de ser congruente con lo que piensas, sientes, dices y hace ante situaciones de la vida cotidiana.

4) Participar en la construcción de reglas y normas en distintos contextos y argumentar por qué éstas rigen tus actos en espacios privados y públicos.
 
 
ROL DEL MAESTRO:
 
  Corresponde a los docentes promover aprendizajes, diseñar estrategias y proponer
situaciones didácticas para que los alumnos analicen, reflexionen y contrasten puntos
de vista sobre los contenidos, con el fin de que distingan los conocimientos, creencias,
preferencias y datos que los integran. De este modo avanzarán paulatinamente en su
capacidad para realizar razonamientos y juicios éticos cada vez más complejos.
En este espacio curricular la labor del docente va más allá de propiciar un manejo
abstracto de información o de prácticas circunscritas al seguimiento lineal del libro de
texto. Por ello tiene un importante papel como:
 1. Promotor y ejemplo de actitudes y relaciones democráticas en la convivencia escolar.
2. Sujeto de un proceso de mejora personal.
 
3. Interesado en comprender explicaciones y problemáticas disciplinarias y de formación
     Cívica.
4. Problematizado de la vida cotidiana.
 
5. Agente integrador del conocimiento.
 
6. Orientador en el desarrollo de estrategias que fortalezcan la autonomía del alumno.
7. El docente requiere estimular su ejercicio y guiar la valoración de las mismas, favoreciendo.
8.. Previsor y negociador de necesidades específicas personales y del grupo.
 
9. Promotor de la formación cívica y ética como labor colectiva.











 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada